LAS ARTES

La belleza será comestible... o no será belleza
Salvador Dali

Las artes plásticas

El arte como inspiración

El vino y el arte comparten un universo impregnado de exigencia y pasión. Toda obra comienza con un arranque de inspiración y transforma lo ordinario en divino. Angélus, como el cuadro epónimo del pintor Jean-François Millet, exalta la realidad para elevarla a la belleza pura. Ambos celebran este momento de recogimiento, en el que las campanadas de la mañana, el mediodía y la noche recordaban a los campesinos que debían detener sus trabajos para rezar en los campos. Ambos celebran también la fuerza de un terruño, el orgullo del trabajo y la belleza de las cosas simples de la vida.

Benoit Maire

Esta intensa búsqueda de la emoción y la creatividad ha llevado a la propiedad a albergar exposiciones artísticas desde hace muchos años: Pierre de Berroeta, Zvy Mihlstein, Jacques Germain, Michel Pourteyron, Benoît Maire, Yohan Berglund… Angélus celebra el arte con pasión.

Una reputación de estrella, un físico de película

El cine

Angélus y el 7º arte

La botella de Angélus aparece en el cine como elemento de distinción y refinamiento. Su singularidad y todo lo que evoca su nombre han sabido seducir a los realizadores de grandes películas: Casino Royale, donde James Bond lo elige para un encuentro decisivo, La vida en rosa, Conversaciones con mi jardinero, El inmortal… Angélus aparece así en más de treinta películas francesas e internacionales. Como “Personaje” central de grandes encuentros, de momentos de amistad e intercambio, Angélus es un símbolo fuerte que alimenta el imaginario del público. Porque sea cual sea el escenario, en las viñas o en los platós cinematográficos, lo que se degusta con Angélus es siempre una parcela de eternidad... ¡aunque solo dure un instante!

Angélus visto por algunas personalidades
La música comienza allá donde acaban las palabras
Claude Debussy

La música

Sinfonías en Angélus

“Les Grandes Heures de Saint-Emilion”y “Les Crus Musicaux” son eventos emblemáticos que reúnen cada año a artistas de música clásica de renombre internacional. En la intimidad de sus bodegas, a lo largo del mes de septiembre, Angélus propone conciertos seguidos de catas en los que estos grandes músicos reinterpretan las grandes melodías del repertorio clásico, barroco o moderno.

Un entorno agradable, un escenario efímero... las “Grandes Heures de Saint-Emilion” en Angélus han hecho vibrar las cuerdas del stradivarius de Janine Jansen y del virtuoso Maxim Vengerov.

Janine Jansen 13-15 Two Part Inventions No. 13
/ 01:57
RONNIE KOLE Silent Night
/ 01:49
Maxime Vengerov 3-15 Csárdás
/ 06:08

Encuentre todas las noticias artísticas en nuestro blog.

Ver las noticias